Poco pero Importa

Tomar decisiones

Cuando tomas una decisión es para cambiar algo, para que toda siga igual basta con no hacer nada, o hacer muy poco por evitarlo.

 

En cada decisión importante está el riesgo de equivocarse, por supuesto, pero la inactividad tampoco garantiza que estés en el camino correcto y frustra mucho más.

 

Es probable, (al menos así me pasa a mi) que a medida que pasan los años estes mucho más arrepentido de todo lo que no has hecho que de lo que sí.

Tu eres tu destino

Nunca el destino se nos puso tan a mano. Esta reflexión también es una autocrítica, un tirón de orejas por evitar tomar decisiones que otros tomaron por mi.

 

Decisiones hay muchas, constantemente y de todo tipo, de mucha o poca influencia, detalles, sies y noes, pocas certezas, pocas pistas, cábalas, probabilidades. Mucha intuición.

 

Quizá hoy has elegido bien que pantalón combinar con esas zapatillas, quizá has acertado eligiendo esa carretera en lugar de otra para evitar el atasco, quizá hoy era el día de estrenar colonia y afeitarse, puede que rechazar ese trabajo sea el principio de una vida más digna, más libre.

 

O quizá no.

 

En cualquier caso, quiero evitar ponerme dramático, honestamente creo que en la vida hay muy pocas cosas lo suficientemente importantes como tomarselas tan en serio, y en la gran mayoría las malas decisiones siempre tienen solución. Es así.

 

A excepción, claro, de no hacer nada cuando algo está mal.

 

Seguiremos hablando de este y otros muchos temas por aquí, por favor, si os interesa o queréis aportarnos vuestra opinión y / o experiencia para nosotros es un auténtico gustazo.

 

 

Os esperamos en el correo hola@pocoperoimporta.es o de cualquier forma.

 

 

Gracias por hacer que esto sea importante.