Poco pero Importa

El Juicio y la Justicia

El juicio o la justicia es, sin duda uno de esos temas que se enredan, de los que es difícil sacar una conclusión clara y a la vez, un tema que pide tomarse un tiempo para forjarse una opinión.

 

El juicio, es la aplicación que nosotros hacemos de la justicia, desde nuestra posición vacía de certezas y llena de injustas opiniones. Por eso es necesario ser un poco críticos y no estar muy seguros de nada.

Lo justo

Sorprende comprobar como a veces algo se ve más grande cuando está más lejos, es decir, cuando no tiene relación directa con uno mismo.

La mayoría de nosotros afirmaría rotundamente que se conoce, que se comprende, que sabe sus porqués, pero me atrevo a pensar que la mayoría de esa mayoría se equivoca. Y es normal.

He aprendido que aprender de uno mismo es difícil.

Comprobaréis, si os fijáis, que mucho de nuestro comportamiento, actuación, ser o estar tiene un gran componente de automático, de inercia, de pulsión e impulso natural o lo que es lo mismo, falta de reflexión y de crítica.

Esto podría resumirse en que nos falta Fundamento.

Resulta más sencillo extraer conclusiones a partir de los demás, la perspectiva espacio / conciencia / tiempo  facilita la aprehensión, el análisis y sobre todo, el juicio y el pre-juicio. Es difícil, y lleva tiempo, opinar de nuestra propia conducta, sobre nuestro propios actos y justificar el por qué de cada uno de ellos.

Creemos que sabemos por qué hacemos las cosas. Con frecuencia somos capaces de justificarlas, excusarlas y disculparlas en la mayoría de los casos, incluso aquellos actos de los que no podríamos estar orgullosos encuentran en nosotros mismos un sentido, una causa o un perdón que casi nunca es fundado, y sin embargo nos da igual, de distinta manera que lo haríamos con otro, al que sí juzgaríamos y analizaríamos con más precisión. 

 Muchas veces recurrimos a la mentira como forma de justificación, lo que para nosotros vale, nos justifica no lo es tanto para los demás, algo que tratamos más en profundidad en el Cápitulo 5 del podcast. 

La paja en el ojo ajeno

Hablo de la paja en el ojo ajeno, de lo asombroso que resulta condenar la mancha en manos de otro y limpiarla en las muestras.

Es verdad, de eso quería hablar, del juicio previo y posterior que hacemos a una velocidad asombrosa del resto.

No se trata solo de hablar de Prejuicios (que también), tan necesarios para vivir y sobrevivir como innecesarios para tomar buenas decisiones si no de todo lo que hay detrás, pues estoy convencido de que si fuéramos más críticos con nosotros mismos y menos con el resto, seríamos mucho más tolerantes y más comprensivos.

¿Cuantas veces nos hemos sorprendido haciendo algo que tantas veces hemos criticado?. Hablar con la boca llena, roncar, gritar y muchas otras cosas que se cuelan en nuestro día a día son ejemplos perfectos.

Por tanto, modelemos nuestro juicio que tan rápido estamos acostumbrados a formar.

Hablo del Juicio, en concepto, “Dar a cada uno lo que le corresponde, lo que se merece” eso que es tan difícil como parece. Hagamos JUSTICIA, empecemos por nosotros mismos.

 

Es difícil sí, pero igual de difícil dar a uno lo que no le corresponde, y eso lo hacemos con frecuencia.

 

Seguiremos hablando de este y otros muchos temas por aquí, por favor, si os interesa o queréis aportarnos vuestra opinión y / o experiencia para nosotros es un auténtico gustazo.

 

Os esperamos en el correo hola@pocoperoimporta.es o de cualquier forma.